© QUIM GARRABOU

El mar Mediterráneo está cambiando rápidamente debido al calentamiento global y a otras presiones provocadas por la actividad humana.  La gestión de este cambio es una prioridad para el futuro de nuestro mar y la supervivencia de los pueblos que vivimos en su orilla.

El proyecto MPA-Engage quiere ser una herramienta de gestión en las áreas marinas protegidas (AMP) para mejorar su resiliencia frente al cambio climático. 

Reproducir vídeo

© GENERALITAT DE CATALUNYA

Nuestro eslogan Actúa localmente, piensa mediterráneamente se traduce en la necesidad de emprender acciones urgentes en las áreas marinas protegidas, porque nuestras soluciones están en la naturaleza.

Las soluciones basadas en la naturaleza (SBN) son acciones que protegen, gestionan y recuperan de forma sostenible los ecosistemas naturales y/o modificados para, así, poder hacer frente a los retos de nuestra sociedad. Las SBN nos proporcionan una amplia gama de beneficios ambientales, sociales y económicos, y son indispensables tanto para mitigar el cambio climático como para adaptarse a este.

¡El cambio climático no se detiene!

La década 2010-2020 ha sido la más cálida jamás registrada en la Tierra, hasta el punto de que hoy la temperatura media anual de la atmósfera de nuestro planeta es 1,1 °C más alta que en la era preindustrial de la segunda mitad del siglo XIX.

A pesar de que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) disminuyeron durante la pandemia de la COVID-19, han vuelto a aumentar ahora que se ha iniciado la recuperación postpandémica. En cualquier caso, debido a la inercia climática, la temperatura global seguirá aumentando en los próximos decenios.

© Lluís Mas Blanch 

El Mediterráneo

Según el informe MedECC, elaborado por 85 científicos de 20 países de la red mediterránea de expertos en el cambio climático y ambiental, el Mediterráneo se está calentando un 20% más rápido que la media global; el 90% de las poblaciones de peces comerciales ya están sobrexplotadas; se prevé que en dos décadas más de 250 millones de personas sufrirán escasez de agua; la temperatura media anual subirá hasta 2,2 ºC en el año 2040; la productividad agrícola disminuirá un 17%, y el aumento de la acidificación del agua del mar provocará mortalidades masivas de especies marinas.

© GENERALITAT DE CATALUNYA

© Lars von Ritter Zahony. PN Cap de Creus

Construir resiliencia con las áreas marinas protegidas (AMP)

Las AMP pueden recuperar la salud del océano preservando la integridad del hábitat: mejoran la resiliencia de los ecosistemas, ayudan a la productividad de la pesca, protegen la biodiversidad y salvaguardan tradiciones culturales únicas históricamente vinculadas al mar. 

© Anja Mares. PN Cap de Creus 

El proyecto MPA-Engage

MPA-Engage, liderado por el Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, está financiado por el programa Interreg MED con un presupuesto de unos 3 millones de euros. El proyecto, llevado a cabo durante un período de 32 meses (de noviembre de 2019 a junio de 2022), tiene como objetivo principal situar las áreas marinas protegidas del Mediterráneo en la primera línea de la adaptación al cambio climático en nuestro mar. 

MPA-ENGAGE en Cataluña

En Cataluña, el proyecto se ha implementado y desarrollado en el Parc Natural de Cap de Creus y en el espacio de la red Natura 2000 Litoral del Baix Empordà. 

© Generalitat de Catalunya

© Generalitat de Catalunya

Las áreas marinas protegidas del Mediterráneo contribuyen a la lucha contra el cambio climático.

¡Implícate en la naturaleza y conecta con los sitios que queremos proteger!