Construir resiliencia con las áreas marinas protegidas (AMP)

© GENERALITAT DE CATALUNYA

Las AMP pueden recuperar la salud del océano preservando la integridad del hábitat: mejoran la resiliencia de los ecosistemas, apoyan la productividad de la pesca, protegen la biodiversidad y salvaguardan tradiciones culturales únicas históricamente vinculadas al mar. 

Además, las AMP son excelentes espacios piloto para el seguimiento del cambio climático y pueden funcionar de enlace con la comunidad científica para anticipar pasos para una adaptación más efectiva al calentamiento global.

Actualmente, las AMP con protección total o alta solo cubren el 2,6% del océano mundial.

Proteger al menos el 30% del océano mediante de AMP sería ideal para cumplir una amplia gama de objetivos económicos y ambientales. A pesar de su potencial papel clave para mitigar el cambio climático y adaptarse a este, la mayoría de las AMP existentes no tienen suficientes recursos humanos ni económicos para implementar adecuadamente medidas de conservación y gestión.

Es fundamental aumentar el compromiso político para impulsar la gobernanza de las AMP y los recursos de que pueden disponer y hacer frente al cambio climático.

© Generalitat de Catalunya